martes, 26 de marzo de 2013

Tologorri desde Lendoñogoiti. Ascensión clásica con nieve




Pueblo y provincia:

Lendoñogoiti (Lendoño de arriba), en Urduña/Orduña, Bizkaia (Vizcaya)

Como llegar:

-         Desde Gasteiz (Vitoria). Salimos de la ciudad por la N-622, autovía de Altube, dirección Bilbao. Tomamos la salida 22 A-2521/Izarra/Orduña. Enlazamos con la A-2521 direccción Orduña pasando por Goiuri (Gujuli). Entramos en el pueblo de Orduña y lo atravesamos dirección a la iglesia de la virgen de la antigua para coger la BI-3931. A unos 2 km cogemos un desvío hacia Lendoñogoiti (Londoño de Arriba) por la BI-4532. Unos 100 metros antes de llegar al barrio de Lendoñogoiti, cogemos una pista a nuestra izquierda que indica, en un cartel de madera, el bosque de Mendiro y la senda Iturrigorri. Aparcamos en una pequeña explanada que hay a una decena de metros junto a la pista.
-         Desde Bilbo (Bilbao). Salimos por la A-8 dirección Vitoria-Gasteiz/Burgos. Rapidamente enlazamos con la AP-68 dirección Burgos. En la salida 3 Llodio/Orozko salimos. Aquí tomamos la BI-2522 dirección Llodio/Orduña para unirnos a la A-625 que pasará junto a Luiaondo, Amurrio y Saratxo antes de llegar a la ciudad de Orduña. La atravesamos dirección a la iglesia de la virgen de la antigua y la estación de tren  para coger la BI-3931. A unos 2 km cogemos un desvío hacia Lendoñogoiti (Londoño de Arriba) por la BI-4532. Unos 100 metros antes de llegar al barrio de Lendoñogoiti, cogemos una pista a nuestra izquierda que indica, en un cartel de madera, el bosque de Mendiro y la senda Iturrigorri
-         Desde Donostia-San Sebastián. Salimos de la capital gipuzkoana por la AP-1/AP-8 dirección Bilbao. En la salida 110 Basauri/Vitoria-Gasteiz/Burgos abandonamos la autopista y cogemos la BI-625 dirección Burgos/Vitoria-Gasteiz durante unos 3 km. Aquí podemos seguir por la carretera general BI-625 que nos llevaría a Luiaondo en unos 20 km o coger la AP-68 dirección Burgos y salirnos, como desde las otras ciudades, en la salida 3 Llodio/Orozko y enlazar con la BI-2522 primero y la A-625 después, siguiendo a partir de aquí el mismo camino que el que se realiza desde la capital vizcaina.
-         Desde Burgos. Por la AP-1 nos dirigimos hacia Vitoria-Gasteiz/Logroño. Tras algo más de 75 km tomamos la salida 6 dirección Logroño/Bilbao. Aquí enlazaremos con la AP-68  que viene desde Gasteiz, teniendo que seguir desde aquí la misma ruta que se realiza desde la capital alavesa.

Descripción de la ruta

    
    Pico Pastor y Tologorri
    
  • KM 0,00. Inicio de ruta. Salimos del parking de Iturrigorri dirección oeste por una pista muy marcada. La silueta del Tologorri se muestra grandiosa ante nosotros.

  • KM 0,50. Atravesamos una valla metálica que evita la salida del ganado y que encontramos en nuestro camino. A nuestra derecha podemos oír el arroyo Lendoño que, sobre todo en época de lluvias, acarrea incansablemente la helada agua de la sierra hasta el tranquilo valle de Arrastaria. Las hayas nos envuelven rápidamente dejando poco espacio a cualquier otra especie arbórea. Continuamos ascendiendo por la pista principal obviando los senderos que aparecen a ambos lados, teniendo al fondo ante nuestros ojos, en todo momento, el  barranco de la Ponata.

  • KM 1,13. Continuamos por la pista principal, pero en estos momentos ésta comienza a zigzaguear. Estamos dentro del bosque de hayas de Mendiro, a través del cual, iremos ganando altura. En otoño esta zona se convierte en un alfombrado manto marrón, donde apenas se distingue la pista por la que vamos avanzando. Ahora la nieve es la que ha tomado la zona.

  • KM 1,61. Nos encontramos con un cruce. Giramos por la pista que sale a nuestra derecha, dirección suroeste. Justo al lado sale un sendero que sube por un empinado terraplén por el que también podríamos ir, pero nosotros vamos a continuar por la pista.. En el suelo, un cartel de madera nos señala que ese es el camino de la senda Iturrigorri

    
    Este cartel en el suelo nos indica el camino a seguir
    
  • KM 1,64. Volvemos a girar, esta vez a nuestra izquierda, dirección sur-sureste. Los hitos que aparecen a nuestra izquierda nos indican que nuestra dirección es la correcta.

    
    Estas raices son las que nos indican el cambio de sentido
    
  • KM 1,67. Las raíces de un gran árbol derribado justo antes de una corta pero  fuerte pendiente son el indicador que nos dice que en este momento nos salimos de la pista principal. A nuestra derecha encontramos un sendero, no muy señalizado, que se interna entre las hayas dirección oeste-suroeste. Con nieve el sendero apenas es visible. A lo largo del sendero iremos encontrando hitos y marcas rojas pintadas en las piedras. ¡Vamos bien!. Estamos en la zona de Hayas altas.

  • KM 1,86. En mitad del sendero nos encontramos con la conocida como piedra del cojo, donde habitualmente, según cuenta una leyenda local,  un pastor solía apoyar su pata de palo en una hendidura de la roca para descansar como consecuencia de la dureza de su trabajo y del entorno en el que lo realizaba. ¡No me extraña! Las pendientes en la zona son bastante pronunciadas.

    
    Gau también descansa en la "piedra del cojo"
    
  • KM 2,11. Salimos de la protección del hayedo de Mendiro y comenzamos a caminar por un sendero que discurre por la mitad de las verticales laderas de la sierra. Estamos en la senda negra. El espectáculo es grandioso. La caída que contemplamos es prácticamente vertical. Hay que extremar la precaución, sobre todo con hielo y nieve.

    
    Abandonamos el hayedo de Mendiro. La "proa" del Tologorri capta toda nuestra atención
    
  • KM 2,41. Una valla en mitad de la senda negra impide que continuemos. La cruzamos y seguimos avanzando

    
    La "senda negra" apenas se ve. Hay que tener cuidado.
    
  • Km 3,10. Portillo de la barerilla. Una valla delimita la entrada en la parte alta de la sierra a través del barranco de la Ponata. La atravesamos y nos dirigimos dirección noreste, prácticamente en paralelo a la valla que nos separa del dorte de la sierra. Al fondo, en lo alto, observamos la cumbre del Tologorri. Ya queda menos.

  • KM 3,49. Fuente de Iturrigorri. Saciamos brevemente nuestra sed  en esta fuente de la cual coge el nombre la montaña y seguimos subiendo. Está todo blanco y el viento comienza a ser bastante molesto. Sopla con fuerza a nuestras espaldas. Por lo menos nos ayudará empujándonos en este último tramo de la ascensión. Dejamos a nuestra derecha la cima del pico Pastor, nombre que recibe la prominencia que nos encontramos antes de llegar al Tologorri

    
    Pico Pastor (primero) y Tologorri. Acababamos de hidratarnos en la fuente
    
  • KM 4,22. Cima del Tologorri. 1.066 metros. También llamado Iturrigorri. Las vistas sobre Aiaraldea y la zona norte de la sierra  de Sálvada/Garobel son impresionantes, pero el viento es insoportable. Saco las fotos de rigor y comenzamos a bajar.
 
Gau en la cima del Tologorri. El viento sopla con fuerza. Al fondo vemos el Ungino y el Eskutxi
El descenso lo realizamos por la misma ruta, aprovechándonos de vez en cuando de algún sendero de atajo en el bosque de hayas de Mendiro, pero básicamente, es el mismo recorrido que el de subida pero en dirección inversa. No creo necesaria una explicación detallada del descenso. Ya conocemos el camino.


Bajo el Bedarbide, el hayedo de Mendiro. Hacia allí volvemos



  • KM 8,02. Final de ruta. Estamos en la explanadita junto a la pista que sirve de aparcamiento. Desde aquí volvemos a mirar la imponente figura del Tologorri que emerge de la sierra como si de la proa de un barco se tratara. Bonita vista del objetivo que nos habíamos propuesto hoy. Aquí es donde realmente termina la  excursión.


Tologorri desde Lendoñobeiti, ruta alternativa para volver a casa disfrutando del paisaje





Si quieres descargar la ruta para GPS PÍNCHAME


jueves, 21 de marzo de 2013

Pagonabarra desde Luiaondo. Entre repoblaciones de pinos


Pueblo y provincia:

Luiaondo (Luyando), Araba (Álava)

Como llegar:

-         Desde Gasteiz (Vitoria). Salimos de la ciudad por la N-622, autovía de Altube, dirección Bilbao. Enlazamos con la AP-68 dirección Bilbao. En la salida 3, Llodio/Areta salimos. Tras el peaje continuamos por la BI-2522 hacia Llodio/Orduña. Tras 1 km enlazamos con la A-625 que en unos 6 km nos conducirá hasta el pueblo de Luiaondo.
-         Desde Bilbo (Bilbao). Salimos por la A-8 dirección Vitoria-Gasteiz/Burgos. Rapidamente enlazamos con la AP-68 dirección Burgos. En la salida 3 Llodio/Orozko salimos. Aquí, al igual que desde Gasteiz, tomamos la BI-2522 dirección Llodio/Orduña para unirnos a la A-625 que nos acerca a Luiaondo.
-         Desde Donostia-San Sebastián. Salimos de la capital gipuzkoana por la AP-1/AP-8 dirección Bilbao. En la salida 110 Basauri/Vitoria-Gasteiz/Burgos abandonamos la autopista y cogemos la BI-625 dirección Burgos/Vitoria-Gasteiz durante unos 3 km. Aquí podemos seguir por la carretera general BI-625 que nos llevaría a Luiaondo en unos 20 km o coger la AP-68 dirección Burgos y salirnos, como desde las otras ciudades, en la salida 3 Llodio/Orozko y enlazar con la BI-2522 primero y la A-625 después.
-         Desde Burgos. Por la AP-1 nos dirigimos hacia Vitoria-Gasteiz/Logroño. Tras algo más de 75 km tomamos la salida 6 dirección Logroño/Bilbao. Aquí enlazaremos con la AP-68  que viene desde Gasteiz, teniendo que seguir desde aquí la misma ruta que se realiza desde la capital alavesa.

Descripción de la ruta

  • KM 0,00. Comienzo de ruta. Altitud 169 metros. Salimos de la explanada que hay junto al bar Agirre, en la carretera que cruza todo el pueblo de Luiaondo. Muy cerca de este lugar se encuentra la carretera de salida hacia el vecino municipio de Amurrio. Nos dirigimos hacia allí y continuamos por el arcén de esta carretera hacia el túnel que pasa por debajo de la variante de la A-625.

  • KM 0,28. Nada mas cruzar el túnel nos encontramos con varias posibilidades. Justo a la derecha y paralelo a la variante, sale una pista forestal a la que no haremos caso. Rectos hacia la izquierda continúa la carretera que primero nos acerca a la ermita de Santo Domingo y que luego se une a la carretera A-625. También la obviaremos. Nosotros continuaremos por una pista vecinal que sale entre estas dos posibilidades. A nuestra izquierda, un arroyo nos acompañara durante unos cientos de metros. Según marca en los mapas topográficos, es el De Areillores Erreka. Al otro lado del arroyo, contemplaremos la ermita de Santo Domingo. Avanzamos junto al río hasta que llegamos a un caserío. En este momento la pista hace un giro de unos 150 º. Continuamos por ella. Nos alejamos del arroyo y comienza la verdadera ascensión. En este primer tramo el porcentaje de desnivel es bastante elevado.

    
    Ya podemos ver desde la altura el barrio Padura, de donde hemos salido
  • KM 0,87. Llegamos a otro caserío con un cartel de perros peligrosos. Desde hace unos instantes ya podemos observar desde la altura la zona del barrio de Padura de Luiaondo, de donde hemos salido. En este momento termina el asfalto y la pista gira hacia  la izquierda dejando al otro lado el caserío mencionado. A unos 150 metros de este lugar, otra bifurcación nos hará dudar. Continuamos por la pista que aparece a nuestra derecha y que asciende más evidentemente. Avanzaremos entre repoblaciones de pinos por la pista principal, sin hacer ningún caso a otras pistas secundarías que aparecerán a ambos lados. Poco a poco iremos llegando a una zona en la que los pinos ya tiene cierta edad. Tampoco hagáis mucho caso de la edad de los árboles, ya que es una zona maderera en la que esto puede cambiar en cualquier momento. A nuestra derecha, y entre los árboles, podremos observar las siluetas del Mostatxa, el Kastanizabal y el Pagolar  y su antena, todos ellos en el mismo cordal. A nuestra izquierda irá apareciendo, discretamente, la sierra de Sálvada.
  • 
    
    Comenzamos a pasear entre grandes pinos
    
  • KM 1,68. La pendiente se relaja. Los grandes pinos nos envuelven y caminamos por una pista herbosa con restos de aspigarri (hojas secas de los pinos). Ya se empiezan a escuchar los pájaros con claridad. Continuamos por la pista principal en todo momento, que alterna zonas llanas con pequeñas cuestas.

  • KM 2,73. Nos encontramos con una valla. Torcemos a nuestra izquierda haciendo una especie de “S” para volver a enlazar con otra ancha pista y continuar en la dirección en la que íbamos. Podríamos haber llegado por ella si anteriormente hubiéramos continuado rectos por una pista menos marcada, pero para evitar posibles equivocaciones es recomendable seguir la pista principal y en este momento hacer el giro. A unas decenas de metros  nos encontramos de frente con una pronunciada cuesta. La evitamos y torcemos a nuestra izquierda por una pista que desciende levemente. Estamos entre una población reciente de pinos. Las vistas, a día de hoy, abarcan la sierra de Sálvada y los montes que se encuentran entre Amurrio y Respaldiza.

    
    El abandonado caserio Pagonabarra entre árboles
    
  • KM 3,67. Llegamos al abandonado caserío de Pagonabarra goikoa. Todavía no amenaza ruina, pero con el tiempo… Los pinos vuelven a ser enormes. También nos podemos encontrar con algún fresno, haya o roble, aunque en bastante menor medida. Justo detrás del mencionado caserío nos encontramos con una nueva bifurcación. Un cartel clavado en un pino nos indica que por la derecha tomaríamos el camino al Pagolar y por la izquierda al Pagonabarra. ¡Pues a la izquierda!

    
    Carteles indicando el camino a seguir
    
  • KM 3,87. Nos encontramos con una nueva bifurcación. Tomamos la de nuestra derecha y a unos escasos 20 metros tenemos que volver a decidir. Como queremos pasar por la cima del Pagonabarra Txiki, volvemos a coger la pista de la derecha, menos marcada y con una pendiente más pronunciada. Es una ascensión corta pero dura. El desnivel es importante. Avanzaremos rectos en todo momento, sin prestar atención a pistas y senderos que se cruzan en nuestro camino. Casi al final de esta rampa, la pista se vuelve sendero. Pasaremos entre los restos de las raíces de algún gran árbol caído. Estamos llegando a la cima.

  • KM 4,15. Un montón de piedras apiladas a la derecha de donde llegamos nos señalan la cima. Estamos en el Pagonabarra Txiki. 558 metros de altitud. Desandamos nuestros últimos pasos y descendemos campo a través siguiendo la dirección que traíamos por el sendero de subida. Enlazamos de nuevo con la pista principal de la que nos habíamos apartado en la última bifurcación para ascender a esta pequeña cota.

  • KM 4,36. Un nuevo desdoblamiento de caminos nos hace dudar. Tenemos que continuar por la pista de la derecha, por una cuesta empinada que nos acerca a la cima del Pagonabarra.

    
    Gau junto a la réplica de la cruz de Gorbea que hay en la cima del Pagonabarra
    
  • KM 4.60. Cima del Pagonabarra. 606 metros. Una réplica a escala de la cruz de Gorbea nos señala el punto más alto de la ascensión de hoy. La desaparición de un importante número de pinos adultos de hace unos años nos permite contemplar la sierra de Sálvada y parte de Aiaraldea. Disfrutamos de las vistas durante unos minutos y decidimos continuar con la excursión. Esta no termina hasta que llegamos al punto de partida. Decidimos bajar por el lado contrario al que hemos subido, descendiendo por una pista de barro y piedras. A nuestra derecha una valla nos separa de una reciente repoblación de pinos. A la izquierda, grandes pinos, algún que otro roble y multitud de matorrales, sobre todo el tojo, que ha inundado parte del camino, nos acompañaran durante el descenso. No haremos caso e las pistas que aparecen, sobre todo a nuestra izquierda, y que nos llevarían de regreso a la zona por la que hemos subido. Al fondo en el valle observamos alguna de las fábricas de la zona.

    
    Vista panorámica desde la cima del Pagonabarra
    
  • KM 5,26. Llegamos a una pista horizontal. A la izquierda regresaríamos por donde hemos subido. Giramos a la derecha. La repoblación de pinos de esta zona nos permite volver a maravillarnos con las vistas durante unos cientos de metros. Continuamos por esta pista forestal sin temor a equivocarnos de camino.

    
    Las repoblaciones nos permiten disfrutar de estas vistas 
    
  • KM 7,02. Cruce de cuatro caminos. Rectos continuaríamos hacia la vecina Respaldiza, pero nosotros queremos volver a Luiaondo así que giramos por la pista de la izquierda, que parece asfaltada a trozos. La de la derecha nos acercaría a la zona de Zuhatza.

  • KM 8,29. Tras llanear durante más de 1 km llegamos a una explanada donde las partidas de trabajadores forestales dejan en ocasiones troncos apilados. Giramos por la pista que, a nuestra izquierda, comienza a descender de nuevo.

  • KM 8,67. Una nueva bifurcación aparece ante nosotros. Optamos por la de la derecha. Empezamos a escuchar el agua corriendo por un arroyo. A unos 100 metros de esta bifurcación cogemos una pista de barro que sale a nuestra derecha y se aleja de la pista principal por la que vamos. Enseguida veremos un arroyo a nuestra izquierda. Es el De Areillores Erreka que habíamos visto al comienzo de la ascensión. A nuestro alrededor el bosque nos apresa. Pinos, helechos, zarzas y multitud de especies vegetales crecen por todas partes. La pista está bastante embarrada. Es una zona muy húmeda. Algunos de los charcos no llegan a secarse en todo el año.

    
    Saltos de agua en el De Areillores Erreka
    
  • KM 9,23. Una pista desciende del bosque hasta nuestra posición. Nosotros continuamos a nuestra izquierda, siguiendo el curso del arroyo.

  • Km 10,08. En la otra orilla del arroyo volvemos a observar civilización. Estamos a la altura del primer caserío que hemos visto en la ascensión. Un pista a nuestra izquierda desciende hasta el arroyo para cruzarlo y llevarnos de nuevo a la pista vecinal que habíamos tomado al comienzo. Si no viene muy crecido se puede vadear sin dificultad, pero preferimos no hacerlo. Continuamos por la pista de la derecha, junto al  arroyo, que en unos metros nos acerca a la parte de atrás de la ermita de Santo Domingo sin necesidad de cruzar el hilo de agua. De aquí ya solo tenemos que volver a bajar hacía el pueblo de Luiaondo.

    
    Ermita de Santo Domingo desde atras. La excursión llega a su fin.
    
  • KM 10,41. Final de ruta. Nos encontramos de nuevo en la explanada que sirve de aparcamiento junto al bar Aguirre. Ya que estamos tan cerca, no vamos a desaprovechar la oportunidad de rehidratarnos  con una jarra de refrescante cerveza con limón.




Si quieres descargar la ruta para GPS PINCHAME



jueves, 14 de marzo de 2013

Monte Peñalba (Montenegro) desde Artziniega




Pueblo y provincia donde comienza la excursión:

Artziniega, Araba (Álava)

Como llegar:

-         Desde Gasteiz (Vitoria). Por la AP-68 dirección Bilbao hasta la salida 4 (Ziorraga/Amurrio). Continuamos  hacia la población de Amurrio por la A-624. Se cruza el pueblo y seguimos dirección Respaldiza por la A-624. En unos 13 km se llega a Artziniega tras pasar por la citada Respaldiza y Menagarai.
-         Desde Bilbo (Bilbao). Por la A-8 dirección Santander. Rápidamente cogemos la salida 119 dirección Balmaseda por la BI-636. Al de unos 11 km cogemos la salida 16 (Sodupe, Gordexola, Artziniega…). Cogemos la BI-624 dirección Gordexola/Artziniega y continuamos por ella hasta llegar a la villa de Artziniega.
-         Desde Burgos. Por la AP-1 dirección Gasteiz (Vitoria), para enlazar con la AP-68 a través de la salida 6 (Logroño/Bilbao). Una vez en la AP-68 el camino es el mismo que desde Gasteiz (Vitoria).
-         Desde Donosti. Por la AP-8 dirección Bilbao. Una vez llegados a Bilbao la ruta enlaza con la que sale de la capital vizcaína.

Descripción de la ruta

  • KM O,OO. Comienzo de ruta. Altitud 208 metros. Salimos del frontón de Artziniega hacia la Casa-Torre, en la zona vieja. Nada más entrar en la zona peatonal  y antes de llegar a la Casa-Torre de Artziniega, hoy en día hotel y restaurante, una calle a nuestra derecha, paralela a la A-3636 nos llevará a la zona baja del pueblo. Es la Gernika hiribidea,  por la que, junto al río, continuaremos durante unos 500 metros. A nuestra izquierda podremos observar el monte Zaballa y de frente el Utxati. 
Márgenes del rio Artziniega

  • KM 0,51. En este punto, cogemos una pista vecinal a nuestra izquierda en la que observamos una señal de prohibido el paso en su entrada. Encajonados entre el río Artziniega y la carretera A-3636 nos acercamos hasta el barrio de San Antonio.
  • 
    Cascada en el rio Artziniega
    

  • KM 1,10. El río quiere obsequiarnos con un bello salto de agua. En época de lluvias o deshielo podremos contemplarla en todo su esplendor. Al de unos metros giraremos a la derecha y tendremos que cruzar la carretera A-3636 para continuar por la pista que se encuentra al otro lado de la carretera entre huertas y gallineros. La pista, en esta parte asfaltada, asciende con cierta dureza. Estamos en el barrio de San Antonio.

  • KM 1,75. Desaparece el asfalto tras superar una granja-caserío a nuestra derecha. Continuamos junto a la valla por una pista embarrada debido al continuo paso del ganado.

  • KM 1,98. Llegamos a una pista principal. De frente veremos unos panales de abejas. En época de floración extremar la precaución (por si acaso), aunque es casi imposible que lleguen a querer meterse con vosotros. Torcemos a nuestra izquierda siguiendo la pista principal.

  • KM 2,41. Una valla metálica verde nos impide el paso. La cruzamos. A nuestra izquierda veremos una vaquería. Si hay animales sueltos en la zona lo mejor es ignorarlos. Si lleváis perro lo mejor es atarlo. Puede haber mastines. A vosotros apenas os harán caso, pero vuestr@ compañero no será bien venid@.

  • KM 2,57. Nos encontramos con otra valla similar a la que hemos cruzado recientemente. Esta vez no la pasamos. Tomamos una pista de tierra que sale a nuestra derecha y al de unas decenas de metros nos encontramos con otra valla, esta vez de espinos, que, ahora sí, atravesaremos. A nuestra izquierda, una pista que continua ascendiendo entre pinos nos muestra el camino a seguir.

    
    Plantación de vides. Al fondo la sierra de Sálvada
    
  •  KM 3,17. Una nueva bifurcación aparece en nuestro camino. Cogemos la pista de la izquierda. La menos marcada y más cercana a una plantación de vides. Continuamos subiendo.

  • KM 3,34. Llegamos a una pista principal que atraviesa por la que vamos horizontalmente. Continuamos a nuestra izquierda. La pista desciende ligeramente. Este tramo es bastante desagradable. Sobre todo en invierno. A cada paso nos hundimos en un verdadero lodazal. El paso del ganado ha dejado la pista como si fuera una ciénaga. Si no queréis andar chapoteando entre el barro (y lo que no es barro, ya me entendéis), podéis intentar bajar un poquito a la izquierda del camino. En ocasiones, el propio ganado a formado senderos libres de barro y zarzas por los que es más fácil caminar. En verano todo este barro estará más seco y el paseo resultará mucho más cómodo, pero el entorno por el que avanzamos también habrá perdido ese característico color verde que tanta vida le da y que tan llamativos hace a los montes de Euskadi.

¡Qué verde! Al fondo el monte Zaballa. A la derecha, entre ramas, el Utxati

  • KM 4,50. En mitad de la pista aparece otra valla de espino. La atravesamos. La falta de grandes árboles en la zona nos permite contemplar el valle. Las vistas sobre el pueblo medieval de Artziniega y su entorno son maravillosas. Si llevas cámara, puede ser un buen momento para sacar una foto. 

    
    Vista del pueblo de Artziniega y su entorno. A la derecha el Zaballa "vigila" la villa
    
  • KM 4,82. Continuamos ascendiendo poco a poco hasta que en este punto nos encontramos con tres posibilidades. Viraremos a la derecha realizando un giro de unos 120º, prosiguiendo la marcha por la pista menos marcada.. En estos momentos la vegetación se reduce a restos de hierba, árboles secos y pequeños arbustos. La falta de grandes árboles nos permite contemplar todo nuestro alrededor. Desde el valle de Aiara pasando por la sierra de Sálvada y terminado, en tierras burgalesas, con su sierra de la carbonilla y el valle de Mena. Las antenas que "adornan" la cima del Peñalba (Montenegro) se ven cada vez más cerca.

    
    Gau en la cima del Montenegro
    
  • KM 6,14. Después de dar un par de vueltas alrededor de las antenas para contemplar las vistas, llegamos al vértice geodésico que señala la cima del Montenegro. 692 metros. Sopla un poco de viento. Decido bajar por la otra vertiente para realizar un recorrido circular. Si puedo me gusta regresar por otros caminos. Las vistas son diferentes. En algunos casos pueden mejorar. En otros empeorar. Pero siempre van a ser diferentes. Comenzamos a descender por la pista que viene desde las antenas, pero rápidamente, giramos a la derecha, hacia la zona más expuesta. Aquí cogemos una pista algo menos marcada que nos hará descender  mostrándonos, en un primer momento, un pequeño bosque de pinos a nuestra izquierda. Después continuaremos por una zona de arbolado mixto compuesto en su mayoría de pinos y encinas.


  • KM 7,24. El camino no tiene perdida.  En todo momento vamos descendiendo contemplando el Castroviejo y el Diente del ahorcado, pertenecientes ambos a la burgalesa sierra de la carbonilla, así como diferentes pueblos que se sitúan en la frontera entre Araba y Burgos.En este punto kilométrico nos encontraremos con una pista que gira a la derecha mientras que por la que venimos se mantiene de frente. Nosotros torcemos a la derecha dejando de apreciar de esta manera la hasta hace un momento omnipresente sierra de la carbonilla.

    
    Extremo norte de la sierra de la carbonilla
    
  • KM 7,51. El descenso se ha vuelto menos acusado. Una nueva verja de alambre interrumpe nuestro camino. La cruzamos y proseguimos descendiendo. A nuestras espaldas observamos como la silueta de la sierra de la carbonilla se va alejando. Bajo nuestros pies a la izquierda un bosque de encinas impide ver el suelo.

  • KM 8,61.Llegamos a un nuevo cruce. Hacia la izquierda la pista sigue descendiendo, pero nosotros vamos a coger la pista de la derecha, en ligero ascenso, que nos acerca poco a poco a nuestro lugar de partida. A partir de este momento la pista vuelve a embarrarse bastante y las huellas de los animales vuelven a ser muy visibles. ¡Que se le va a hacer…! Si queremos comer buenas chuletas este es el precio que tenemos que pagar.


  • KM 8,80. Una nueva bifurcación. Continuamos por la de la derecha, ascendiendo. A unos 200 metros de este cruce aparece, a nuestra derecha, una pista que baja del monte hacia nuestra posición. Nosotros proseguimos rectos, entre pinos. Comenzamos a bajar de nuevo. El barro resbala bastante. Resulta un poco molesto. Durante este trayecto haremos caso omiso a las pistas que irán a llegando a nosotros tanto por la derecha (casi todas) como por la izquierda.


  • KM 9,39. De nuevo nos encontramos con una alambrada. La cruzamos y ascendemos unos 20 ó 30 metros para continuar a nuestra izquierda donde la ladera está más despejada. A la derecha aparecerá un bosque de pinos. A nuestras espaldas y en lo alto apreciamos las antenas del Montenegro.

    Árboles "vestidos" con enredaderas
  • KM 9,62. El camino vuelve a ofrecernos tres posibilidades. A la izquierda una pista asfaltada nos llevaría a la carretera que une Artziniega y Balmaseda. Rectos  por el centro cogeríamos una pista de barro que desciende a no se donde. Nosotros vamos a optar por la pista de la derecha, que volverá a auparse brevemente hacia el bosque para, posteriormente, continuar con el descenso entre un numeroso grupo de pinos que aparecen "vestidos" por abundantes plantas trepadoras. Seguiremos descendiendo por esta pista olvidándonos de todas las que aparecen por ambos lados.

  • KM 10,89. Llegamos al barrio de Las Caserías. Aquí nos encontraremos con un cartel que indica que se va a Retes de Tudela por el camino por el que hemos llegado. Nosotros tenemos que girar a la derecha hacia una carretera asfaltada y, tras pasar la valla, proseguir con el descenso hacia la villa de Artziniega.

    
    Campas de Las Caserías. Al fondo el Montenegro, coronado hace un rato
    
  •  KM 11.59. Llegamos a un mirador que hay sobre Artziniega. Las vistas que hay de la villa medieval desde este lugar son fantásticas. Encima el sol comienza a brillar. Ya queda poco para terminar. Reanudamos el descenso por el camino vecinal y al de unos metros entramos a la villa por la calle El soto. Continuamos rectos hasta llegar a la carretera general y torcemos a la derecha. Al fondo podemos observar el casco antiguo de la villa.


     
    Vistas de la villa de Artziniega desde el mirador
    

  • KM 12,09. Final de ruta. Frontón de Artziniega. Llegamos al punto de partida. La excursión ha finalizado. Enfrente del frontón hay un bar en el que podemos tomar una refrescante jarra de cerveza. El día invita a ello.



 

Enlace a Wikiloc para descargar la ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4120378



Recomendación
Venid con tiempo de sobra para visitar la villa medieval de Artziniega. Mas información en: http://turismo.euskadi.net/es/patrimonio-cultural/casco-medieval-de-artziniega/x65-12375/es/


Derrochando Suela




miércoles, 13 de marzo de 2013

Antes de comenzar, algunos consejos

Esa fuente de satisfacciones para los amantes de la naturaleza a la que conocemos como montaña puede transformarse, en determinadas ocasiones, en un medio hostil. Hay muchos factores que pueden hacer que lo que en un principio parecía iba a ser un bonito y tranquilo paseo entre montañas se convierta en una escalofriante pesadilla. Y no sólo los fenómenos de origen natural tienen la culpa. Las tormentas, el viento, las nevadas, los desprendimientos, etc, pueden poner en peligro nuestra seguridad, pero es nuestra propia inconsciencia la nos lleva a vivir situaciones de verdadero riesgo la mayoría de las veces.

Por ello, y para intentar desterrar en la medida de lo posible la mayoría de las contingencias desagradables que presentan las actividades al aire libre y prevenirlas o al menos atenuarlas, voy a daros unos cuantos consejos básicos que no hay que olvidar bajo ningún concepto:

·        ¡No salgas nunca solo! Y si lo haces, deja avisado (a familiares, amigos, en el bar que has desayunado…) tus intenciones. Donde vas a ir, cuanto vas a tardar aproximadamente…

·        ¡Madruga! Es conveniente comenzar la ruta a una hora prudente, sobre todo si es algo larga. Cualquier imprevisto tendrá una solución más complicada si se nos hace de noche.

·        No sobrevalores tu condición física y se considerado con la de los que te acompañen. Esto no es una competición y no todos estamos en las mismas condiciones. Guarda siempre energía para la vuelta. La excursión termina cuando llegamos al punto de partida y la mayor parte de los accidentes se producen en los descensos. ¡No te descuides!

·        Una correcta alimentación e hidratación evitarán inesperados desfallecimientos.

·        Consulta la información metereológica, y ante previsiones muy adversas, desiste. Será mejor realizar la salida otro día.

·        Planifica el itinerario. Consulta mapas, libros… Infórmate de la distancia que vas a recorrer y el desnivel que superarás. Si consideras que son demasiado para ti, mejor que cambies de ruta.

·        Lleva siempre el equipo adecuado. Recuerda que las condiciones metereológicas pueden cambiar bruscamente en la montaña. El equipo básico de un senderista debería estar formado por: mochila; botas de montaña; mapa del recorrido y brújula (GPS y pilas de recambio para los amantes de las nuevas tecnologías); ropa de abrigo, guantes y chaqueta impermeable; Gorro para protegernos del sol; protección solar y labial; gafas de sol; agua y comida; una linterna o frontal; mechero o cerillas; un pequeño botiquín; un teléfono móvil o radio y un par de bastones telescópicos.

·        Cuida de la montaña.  NO  arrojes basura, NO arranques plantas, NO molestes a los animales, NO hagas fuego fuera de los lugares preparados para ello. NO DEJES HUELLA DE TU PRESENCIA.

·        Cierra todas las cercas y vallas que atravieses. Están ahí por algo.

·        Nunca tires piedras. Puedes golpear a montañeros que se encuentran por debajo de ti. Las zonas expuestas a posibles desprendimientos pásalas lo más rápido posible.

·        Piensa en la existencia de la posibilidad de darte la vuelta ante situaciones desfavorables (y que tienen  muchas probabilidades de empeorar). Si nos encontramos con cambios de tiempo repentinos, la noche se no echa encima, el itinerario es mas difícil de lo que pensabas… es mejor que nos demos la vuelta. La montaña no se va a mover de allí y es mejor regresar en mejores circustancias.

·        Lleva ropa de recambio. No es necesario que la lleves en la mochila. Puedes dejarla en el maletero de tu vehículo y cambiarte al terminar la ruta. No hay nada mas placentero que cambiarte de ropa después de soportar un repentino chaparrón que nos ha sorprendido en el monte o deshacernos de esa ropa empapada en sudor tras una mañana sofocante…

·        En caso de accidente mantén la calma. Socorre al accidentado sin ponerte en peligro e intenta ponerte en contacto con los grupos de salvamento (112 es el teléfono de emergencias). Si es posible intenta no dejar solo al accidentado y si no te queda mas remedio, toma notas concretas de donde se encuentra para transmitirselo a las autoridades. Es muy importante tener datos precisos (zona en la que se encuentra, altitud, coordenadas GPS…). Contra más datos mejor.

Derrochando Suela